El crecimiento económico español supera las estimaciones a principios de 2019

La economía española repuntó inesperadamente, lo que se suma a las señales de que la desaceleración de la zona euro podría estar a punto de cambiar.

España ha superado sistemáticamente a la región de 19 países desde principios de 2018 y se ha expandido un 0,7 por ciento en el primer trimestre. La caída gradual del desempleo y el aumento de los salarios han dado un impulso sostenido al gasto de los consumidores, motor de la economía española, compensando la debilidad de la demanda de exportaciones.

Resistencia prometedora

La economía se expandirá un 2,2 por ciento este año, el doble del ritmo de la zona euro. Las elecciones del domingo pusieron al primer ministro socialista Pedro Sánchez en el buen camino para un segundo mandato, un resultado que debería apoyar el crecimiento a corto plazo.

La economista de Bloomberg Maeva Cousin predice que es probable que un gobierno socialista continúe estimulando la economía con medidas fiscales. El riesgo, dice, es que el aumento de los impuestos o un aumento adicional del salario mínimo podría perjudicar la competitividad del país a largo plazo.

Sánchez planea seguir reduciendo el déficit presupuestario y la deuda de España y aumentar el gasto público, probablemente también subiendo algunos impuestos.

«Quiero enviar un mensaje firme y tranquilizador a los inversores y a los mercados: Las políticas económicas continuarán», dijo el lunes a Bloomberg TV Manuel de la Rocha, asesor económico principal de Sánchez. «La consolidación fiscal, la estabilidad macroeconómica y la reducción de las desigualdades y las políticas muy pro-europeas serán las prioridades del próximo gobierno».