Panorama Económico de España

Los datos entrantes apuntan a un crecimiento ligeramente más débil en el segundo trimestre, tras una fuerte recuperación en el primer trimestre que se vio impulsada por un sólido repunte de la inversión fija. Aunque la producción industrial se recuperó sólidamente en abril, el PMI compuesto cayó a su nivel más bajo de los últimos cinco años y medio en mayo, afectado por el estancamiento general de la actividad manufacturera. Por otra parte, mientras que las ventas al por menor se mantuvieron firmes en abril, el crecimiento del empleo se ralentizó en abril y mayo, lo que, unido al hecho de que los consumidores se volvieron más pesimistas durante el mismo período, sugiere que el consumo privado ha perdido algo de ritmo. En el ámbito político, tras conseguir importantes victorias en las recientes elecciones nacionales, regionales y locales, el primer ministro en funciones, Pedro Sánchez, prestará juramento en la votación de investidura que tendrá lugar el próximo mes. Sin embargo, es probable que su Partido Socialista (PSOE) no obtenga la mayoría parlamentaria y se base en las izquierdas Unidas Podemos y los partidos regionales más pequeños para gobernar.

Crecimiento Económico de España

Este año se observa una cierta disminución del crecimiento en medio del ciclo económico de maduración. Un gasto saludable, aunque lento, de los hogares debería apuntalar la expansión general, apuntalado por la creación sostenida de empleo y el aumento gradual de los ingresos. La incertidumbre política que se avecina, el enfriamiento de la industria turística, la posibilidad de un Brexit duro y los conflictos comerciales mundiales amortiguan las perspectivas a corto plazo. Los panelistas de FocusEconomics proyectan un crecimiento del 2,3% en 2019, lo que supone un aumento de 0,1 puntos porcentuales respecto a la previsión del mes pasado, y del 1,8% en 2020.